a+ a- print

mayo 15, 2017

Daisaku Ikeda subraya el compromiso de los jóvenes y la colaboración de la sociedad civil como elementos vitales para el fortalecimiento de la ONU

IDN - Noticias en profundidad

Cuando en una entrevista reciente se le preguntó al presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, sobre las perspectivas de las Naciones Unidas y la comunidad internacional ante la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y del Acuerdo de París sobre Cambio Climático bajo el liderazgo del nuevo secretario general António Guterres, Ikeda respondió:

Confío en que el enfoque del nuevo secretario general sobre una cultura de prevención y de igualdad de género impulsará el progreso de los compromisos de la ONU (…).Con este fin, y como ya he señalado anteriormente, es crucial que la colaboración entre las Naciones Unidas y la sociedad civil se fortalezca en todos los sectores. En particular, creo que es absolutamente vital que se hagan mayores esfuerzos para crear oportunidades para la participación activa de los jóvenes.

La entrevista, titulada “Fortaleciendo la ONU y su evolución creativa hacia el futuro”, fue realizada por Ramesh Jaura, redactor jefe de IDN, una destacada agencia del grupo International Press Syndicate que proporciona noticias exhaustivas sobre un amplio abanico de temas mundiales. El Sr. Jaura continuó su entrevista con cuestiones que el Sr. Ikeda había destacado en su propuesta de paz de 2017, publicada a principios de este año. Le realizó preguntas relacionadas con el papel de la juventud en la creación de una solidaridad global en medio del actual clima de incertidumbre en lo tocante a asuntos internacionales, acerca de sus expectativas sobre la próxima conferencia de la ONU para negociar la prohibición de las armas nucleares, acerca de sus consideraciones sobre las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, así como acerca del futuro de la ONU.

En relación a cómo los jóvenes pueden promover la solidaridad global, el Sr. Ikeda señaló:

Creo que el punto de partida crucial para abrirse camino a través de las diversas diferencias y crear unión es la conciencia compartida, la preocupación compartida. Con esto me refiero a la sensación de angustia que todos sentimos de forma natural ante la difícil situación de los refugiados, por ejemplo, o al fuerte deseo de detener la destrucción medioambiental, o a procurar un mundo sin guerra (…).

Incluso si hablamos de “solidaridad global”, lo realmente importante no es la escala del esfuerzo, sino la profundidad y la fuerza de las conexiones humanas individuales. Esta es una medida de la fuerza de la solidaridad, el tipo de solidaridad que puede enfrentar desafíos difíciles y transformar la realidad. La amistad compartida entre personas es la esencia de la solidaridad global de la juventud.

Ante la pregunta sobre sus esperanzas en relación a la segunda sesión (15 de junio - 7 de julio) de la Conferencia de las Naciones Unidas para negociar “un instrumento jurídicamente vinculante para prohibir las armas nucleares que lleve a su total eliminación”, el Sr. Ikeda subrayó la importancia de la participación del mayor número de países posible.

Esto, por supuesto, incluye a los Estados poseedores de armas nucleares y a los Estados que se apoyan en ellos como extensión de esta situación de disuasión, y que estuvieron prácticamente ausentes de la primera sesión. Tenemos que recordar que los puntos de vista acusadamente divergentes no hacen imposible el diálogo, lo hacen necesario (…).

Espero que la segunda sesión, al igual que la primera, ofrezca oportunidades para un debate abierto con la participación de la sociedad civil, y que la redacción de un tratado de prohibición de armas nucleares se desarrolle como una tarea mundial compartida con miras a ser adoptado al final de la sesión.

[Haga clic aquí para leer la entrevista completa] (en inglés)