a+ a- print

octubre 07, 2006

Presidente de la SGI recibe su 200º reconocimiento honorífico académico, esta vez de la Universidad Normal de Pekín

El vicepresidente de la Universidad Normal de Pekín, Ge Jianping (derecha), otorga grado honorífico al señor Ikeda (izquierda)

El vicepresidente de la Universidad Normal de Pekín,
Ge Jianping (derecha), otorga grado
honorífico al señor Ikeda (izquierda)

El día 7 de octubre, en una ceremonia en la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, presidente de la organización budista laica Soka Gakkai Internacional (SGI), recibió un profesorado honorario de la Universidad Normal de Pekín, elevando a 200 el número de doctorados honorarios, profesorados y otros honores equivalentes, que le han sido concedidos en reconocimiento a sus esfuerzos en pro de la paz mediante el diálogo, la diplomacia entre ciudadanos, y el intercambio entre culturas.

Establecida en 1902, La Universidad Normal de Pekín es la más antigua universidad china para el entrenamiento de educadores. Al conferir el profesorado honorario, el más elevado de los reconocimientos que otorga esta universidad, el vicepresidente Ge Jianping declaró, “El señor Ikeda ha aportado una profunda contribución en beneficio de la amistad entre China y Japón. Él ha viajado sin descanso para extender la educación humanística y los grandes esfuerzos que se han hecho por promover la paz mundial. El señor Ge también mencionó que las ideas educativas de Ikeda están abriendo caminos y que son ahora tema de investigación académica en China.

En su discurso de aceptación Ikeda hizo un llamado por el fortalecimiento de esfuerzos conjuntos entre China y Japón hacia la protección del medio ambiente, como vía para mejorar sus relaciones. Ikeda instó a los dos gobiernos a que desarrollen el ya existente Centro de la Amistad Chino-Japonesa para la Protección del Ambiente en Pekín y para que den los primeros pasos hacia el desarrollo de una amplia sociedad medioambiental que pueda beneficiar a toda Asia durante la próxima centuria. Esto significaría compartir tecnología, habilidades y recursos humanos para atacar problemas tales como la prevención de la contaminación, la utilización eficaz de la energía y la educación medioambiental.

El Presidente de SGI también comentó, “considero que este honor de hoy es un símbolo de confianza en los miembros de SGI del mundo entero. Una vez más, es mi determinación dedicarme a la construcción de la paz mundial y de una extensa promoción de la cultura y la educación”.

El ministro chino de Educación, Zhou Ji, envió un mensaje de felicitaciones en el que dijo: “El presidente Ikeda es un viejo y atesorado amigo de todo el pueblo chino que ha contribuido continuamente con la amistad entre China y Japón y con el intercambio educativo”. Entre quienes enviaron mensajes de felicitaciones se encuentran los señores Wangari Maathai y Mikhail Gorbachev, ambos laureados con el Premio Nóbel, y el ex primer ministro japonés Junichiro Koizumi.

Estudiantes de la Universidad Soka interpretan “Oda a la victoria” acompañados por la Orquesta Sinfónica Pionero

Estudiantes de la Universidad Soka interpretan
“Oda a la victoria” acompañados por
la Orquesta Sinfónica Pionero

Estudiantes internacionales de 47 países que estudian en la Universidad Soka presentan un baile

Estudiantes internacionales
de 47 países que estudian en
la Universidad Soka presentan un baile


Hasta la fecha, un total de 67 universidades en China han otorgado doctorados honorarios o profesorados a Ikeda.

“Crew Dancers” de la Universidad Soka

“Crew Dancers” de la Universidad Soka

Banda de pífano y percusión de la Universidad Soka

Banda de pífano y percusión de la Universidad Soka


Ikeda ha expresado su posición en cuanto a que Japón debe trabajar para ganarse la confianza de los países asiáticos que sufrieron los brutales efectos del militarismo japonés durante la Segunda Guerra Mundial, y fue uno de los primeros que propuso la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y Japón, comenzando con una propuesta que hizo en 1968. Él ha dado inicio a numerosos intercambios culturales y educativos que han sido puentes de paz entre los dos países.

En 1975, la Universidad Soka dio la bienvenida a los primeros estudiantes chinos de intercambio que llegaron a estudiar a Japón después de la normalización de las relaciones entre los dos países. La Universidad Soka tiene ahora programas de intercambio con 25 universidades chinas. La Asociación de Conciertos Min-On, también fundada por Ikeda, ha invitado a 37 grupos culturales chinos que se han presentado en Japón y, en julio de este año, una comisión de 200 jóvenes miembros de la Soka Gakkai visitó China en un programa regular de intercambio juvenil que empezó en 1985.

Ikeda recibió el primero de sus 200 honores académicos, un doctorado honorario de la Universidad Estatal de Moscú, en 1975. Desde entonces ha recibido reconocimientos similares de universidades e instituciones académicas de 42 países, entre ellas la Universidad de Pekín, la Universidad de Glasgow, la Universidad de Denver, la Universidad de Ankara, la Universidad Federal de Río de Janeiro, la Universidad de Delhi, la Universidad de Sydney y la Universidad de Ghana.