a+ a- print

mayo 03, 2008

La Orden de los Caballeros de Rizal distingue nuevamente a Daisaku Ikeda

El director general de la SGI de las Filipinas (2º desde la derecha) recibe la distinción en nombre del presidente Ikeda

El director general de la SGI de las Filipinas (2º desde la derecha) recibe la distinción en nombre del presidente Ikeda

El 3 de mayo de 2008, la Orden de los Caballeros de Rizal, de las Filipinas, confirió a Daisaku Ikeda, presidente de la SGI, su primera Distinción Rizal Internacional de los Jóvenes por la Paz, instaurado en homenaje al 110º aniversario de la independencia de las Filipinas. El presidente Ikeda fue reconocido por su dedicación al desarrollo espiritual e intelectual de la juventud mundial y por difundir a través de su obra literaria la filosofía del José P. Rizal, héroe nacional de las Filipinas.

La Orden de los Caballeros de Rizal es una fraternidad cultural establecida en 1911 con el fin de promover los ideales de José Rizal, médico, filósofo, artista, escritor y poeta que desempeñó un papel fundamental en el movimiento emancipador de su país y que fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento en 1896, a la edad de treinta y cinco años. La Orden cuenta con más de diez mil miembros afiliados en todo el mundo.

La ceremonia de entrega del honor in absentia realizada en la sede principal de la SGI de las Filipinas contó con la participación de sir Virgilio R. Esguerra, supremo comendador en funciones; sir Rogelio M. Quiambao, ex supremo comendador; sir Henry Von Segfried, comendador del capítulo de Los Ángeles, Estados Unidos; sir Jaruslav Ludva, comendador del área y embajador de la República Checa; y diversos otros comendadores regionales.

En un discurso laudatorio, sir Quiambao describió las contribuciones a la paz del presidente Ikeda y entregó la distinción al director general de la SGI de las Filipinas, Roger Cabautan, quien la recibió en nombre de su destinatario.

En un mensaje de agradecimiento enviado para la ocasión, Daisaku Ikeda expresó su agradecimiento por haber sido la primera persona en ser honrada con la flamante distinción, y manifestó su decisión de continuar esforzándose para cumplir con la responsabilidad que el honroso reconocimiento implicaba. Destacó que José Rizal depositaba su confianza en los jóvenes que poseían una actitud decidida y una mente lúcida; amaban la nobleza y a sus compatriotas; y eran imparciales en sus acciones. Catalogó al héroe nacional filipino como un "sembrador", un refulgente genio del arte literario y coloquial, y un conductor de una virtuosa vida. El presidente Ikeda dijo: "Inmenso es el poder de un joven que, armado con los principios de la justicia, se levanta con resolución. La victoriosa y gloriosa epopeya vivida por el doctor Rizal continuará inspirando eternamente a la juventud, alentándola a realizar mayores esfuerzos".

Sir Esguerra, al tomar la palabra, afirmó que los esfuerzos que realizaba el presidente Ikeda para transmitir la manera de crear valor en la vida coincide con los principios sostenidos por José Rizal; por ello, manifestó que ambos eran paladines de la paz, la libertad y la justicia.

Una vez terminado el acto, sir Francis Dela Cruz, comendador del área de Angono, en la provincia de Rizal, subrayó lo insólito que era que un japonés expresara su admiración por los ideales del héroe nacional de las Filipinas.

Directivos de la Orden de los Caballeros de Rizal

Directivos de la Orden de los Caballeros de Rizal

[Basado en el artículo publicado el 14 de mayo de 2008 en el Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón.]