a+ a- print

junio 26, 2011

Reconocimiento: Asociación de la Casa Natal de Walt Whitman

Directora ejecutiva Cynthia Shor
Directora ejecutiva Cynthia Shor (podio)

La Asociación de la Casa Natal de Walt Whitman, establecida en 1949 con el propósito de conservar el legado del gran escritor, otorgó a Daisaku Ikeda el Premio Defensor de las Letras Walt Whitman, el 26 de junio de 2011.

El acto de entrega de los objetos honoríficos se realizó en la hacienda natal del gran poeta estadounidense, situada en Huntington, Nueva York, y contó con la presencia de cuatrocientas personas. Daisaku Ikeda fue reemplazado por Daniel Nagashima, director general de la SGI de los Estados Unidos. El presidente de la asociación Tom Wysmuller pronunció un discurso en el que destacó: "Para él [Daisaku Ikeda], la escritura y la poesía son medios para entrelazar el conocimiento, lo cual coincide con la técnica aplicada por nuestro primer paladín de las letras Walt Whitman". Los senadores Charles E. Schumer y Kirsten E. Gillibrand enviaron mensajes de parabienes a Daisaku Ikeda.

Por su parte, el distinguido envió una misiva de agradecimiento que fue presentada durante la ceremonia. En su mensaje, Daisaku Ikeda señaló que Hojas de hierba era una obra plagada de humanismo que había causado un gran impacto en él cuando la leyó en sus años juveniles. Asimismo, expresó su profundo respeto por Whitman y su coincidencia con el pensamiento que éste vertió en una carta a un discípulo: la literatura sólo es grandiosa cuando es utilizada en beneficio del desarrollo de las humanidades y como un medio para revelar la hermandad existente entre los hombres.

Daisaku Ikeda ha escrito en varias oportunidades sobre Whalt Whitman. Visitó la casa natal de Huntington en 1981 y, en 1992, en el centenario de su deceso, compuso una oda titulada "Como el sol del amanecer" (traducción extraoficial), en el que rinde tributo a Whitman de la siguiente manera: "Oh, Walt Whitman, poeta del pueblo. / Tú haces oír tu voz / para clamar la gloria / de los ciudadanos de a pie, anónimos y desconocidos. / (…) / ¡Cómo describir la fascinación / que surgió en mi corazón, / tras conocer ese poemario / en mis años juveniles / cuando estaba sumido en el sufrimiento! / Oh, Hojas de hierba. / Su título resuena / de frescura, belleza y fortaleza. / Ese día, comenzó nuestro diálogo. / La transparente y pura nobleza de tu espíritu / insufló llamas de la valentía en mí; / tu visión de un resplandeciente porvenir / infundió en mí / energía y esperanza.

[Fuente informativa: The World Tribune, periódico de la SGI de los Estados Unidos. Un artículo relacionado fue publicado en mencionado medio el 22 de julio de 2011.]