a+ a- print

octubre 17, 2014

La Universidad de Ciencia y Tecnología de Nanjin hace entrega del título de profesor honorario

La Universidad de Ciencia y Tecnología de Nanjing (UCTN), China, hizo entrega del título de profesor honorario al presidente de la SGI y fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, por sus permanentes contribuciones a la paz mundial y a la amistad entre China y Japón, en un acto celebrado por poderes en su campus el 17 de octubre de 2014. El presidente Wang Xiaofeng confió el certificado del nombramiento al vicepresidente de la Universidad Soka, Hirotomo Teranishi, que había viajado desde Japón para recibir este reconocimiento en nombre del señor Ikeda. La UCTN también inauguró ese mismo día un centro de investigación comprometido con el estudio de los ideales del señor Ikeda y presentó una placa con su nombre tras la ceremonia de concesión.

La UCTN fue fundada en 1953 en la ciudad de Harbin gracias al esfuerzo liderado por el primer presidente de la China moderna, Mao Zedong, para establecer una universidad de ingeniería militar. Su campus fue trasladado dos años más tarde a Nanjing, capital de la provincia de Jiangsu y una de las cuatro grandes capitales antiguas de China. Desde entonces, la UCTN se ha convertido en una de las principales universidades nacionales bajo la dirección del Ministerio de Industria y Tecnología de la Información. Con 30.000 estudiantes matriculados y relaciones de colaboración con casi 100 universidades e instituciones de investigación del mundo entero, la UCTN se esfuerza por ser una institución influyente, orientada a la investigación con énfasis en la ciencia y la ingeniería.

El presidente Wang mencionó que considera al presidente Ikeda un "viejo amigo" del pueblo chino y que era un gran honor que hubiera aceptado el reconocimiento. El presidente Wang expresó su deseo de profundizar en el intercambio entre las dos universidades, sobre todo en el nivel estudiantil, y compartió su esperanza de que esta amistad perdure en el tiempo. Asimismo, coincidió en señalar unas palabras mencionadas anteriormente por el presidente Ikeda: "Es en avanzar cada día - aunque sea hoy sólo un paso más que ayer, y mañana un paso más que hoy -, saliendo de nuestro viejo molde y construyendo un nuevo yo, donde residen la plena realización de la juventud y la alegría de vivir".

En un mensaje de aceptación, el presidente Ikeda expresó su profundo agradecimiento por el honor recibido, señalando que lo aceptaba en nombre de todos los estudiantes, ex alumnos y profesores del sistema educativo Soka con la esperanza de confiar la inestimable amistad entre China y Japón a las generaciones futuras. Observó que la pasión y la fuerza de la juventud crearán una nueva civilización mundial, allanarán el camino hacia la victoria para el futuro de la humanidad y expandirán la paz y la convivencia armoniosa en la tierra. A continuación afirmó que, a través del desarrollo y el enriquecimiento de la educación, junto con los intercambios educativos, debemos inspirar a los jóvenes para que manifiesten un valor indomable que los capacite para pulir su sabiduría y superar así los obstáculos y todas las diferencias hacia la construcción de una genuina amistad.

Toma de la foto conmemorativa tras la ceremonia.
Toma de la foto conmemorativa tras la ceremonia.

[Adaptado a partir de un artículo publicado en el número del 24 de octubre de 2014 en el Seikyo Shimbun, Soka Gakkai, Japón]