a+ a- print

agosto 26, 2015

Publicado en chino tradicional el diálogo entre Chowdhury e Ikeda

El diálogo entre Chowdhury e Ikeda, en chino tradicional
El diálogo entre Chowdhury e Ikeda, en chino tradicional

HONG KONG, China: La editorial Commercial Press de Hong Kong ha publicado una edición en chino tradicional del diálogo mantenido entre el ex secretario general adjunto de la ONU, Anwarul K. Chowdhury, y Daisaku Ikeda (traducción tentativa Creando una nueva sociedad global: disertación sobre las Naciones Unidas y la cultura de paz). Su diálogo se publicó por primera vez de forma seriada, de 2008 a 2009, en la revista literaria japonesa Ushio, En la obra, los autores dialogan acerca del humanismo del gran poeta bengalí Rabindranath Tagore, sobre el papel de las Naciones Unidas como marco para la creación de una verdadera comunidad global, así como acerca de la influencia transformadora de las mujeres y los jóvenes en la creación de una cultura de paz duradera. El profesor Wei Lixin, del Centro de Investigación de Asia Oriental de la Universidad de Estudios Extranjeros de Guangdong, traductor a su vez de otras obras del Sr. Ikeda, fue la persona responsable de la puesta en marcha de esta iniciativa.

El embajador Chowdhury y el Sr. Ikeda se reunieron por primera vez en marzo de 2003, con ocasión de la participación del primero en la ceremonia conjunta de inauguración del curso escolar de la Universidad Soka y del Instituto Superior Soka para Señoritas, ambos situados en Hachioji, Tokio. En su segundo encuentro, en agosto de 2006, el Sr. Ikeda hizo entrega al embajador Chowdhury, entonces secretario general adjunto de la ONU, de una propuesta titulada “Cumplir la misión: empoderar a la ONU para estar a la altura de las expectativas del mundo”. En la propuesta, el Sr. Ikeda pide que la ONU vuelva a su propósito fundacional como foro de diálogo para evitar la guerra.

Nacido en Dhaka, Bangladesh, en 1943, el embajador Chowdhury trabajó como representante permanente de Bangladesh ante la ONU, además de presidir el Consejo de Seguridad y la Junta Ejecutiva de UNICEF. Entre sus logros más notables destaca su trabajo sobre el desarrollo de las naciones más pobres, la promoción de una cultura de paz y la defensa de los derechos de mujeres y niños.

[Adaptado a partir de un artículo publicado en la edición del 28 de agosto de 2015 del Seikyo Shimbun, Soka Gakkai, Japón]