a+ a- print

septiembre 20, 2015

La Universidad de Kyungnam hace entrega de un doctorado honorario

La Universidad de Kyungnam (UK) de la República de Corea, hizo entrega al presidente de la SGI y fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, del Doctorado Honoris Causa en Filosofía de la Educación, en un acto celebrado en el campus de la Universidad Soka de Tokio el 20 de septiembre de 2015 con la presencia de un encuentro de alumnos. El señor Ikeda recibió esta distinción por sus contribuciones a la promoción de la paz y la cultura y por su inquebrantable compromiso en forjar líderes humanistas.

Al acto asistieron el presidente de la UK, Park Jae Kyu; su esposa, Kim Sun Hyang, quien desempeña el cargo de presidenta de la Junta Directiva de la Universidad de Estudios Norcoreanos; el vicepresidente de Relaciones Públicas de la UK, Lee Jong Boong; el decano de la Escuela de Posgrado de la UK, Song Byung Joo; el decano de la Universidad de Educación de la UK, Choe Hoseong; y el decano de la Oficina de Asuntos Exteriores de la UK, Park Jeong Jin. Hiromasa Ikeda, miembro de la Junta Directiva de la Universidad Soka, aceptó el reconocimiento en nombre de su padre.

La Universidad de Kyungnam, situada en Changwon, Corea del Sur, es una universidad privada fundada en 1945. Con una población estudiante de 130.000 alumnos, la universidad es conocida por sus estudios sobre la paz y sus iniciativas para promover la unificación de la dividida península coreana. También ha sido reconocida como una de las diez universidades más bellas del país por su entorno paisajístico. Con el lema "verdad, libertad, y creación" como guía, el objetivo de la universidad es formar profesionales bien preparados, líderes comunitarios y auténticos ciudadanos del mundo.

En el discurso de concesión, el presidente Park comentó el gran honor que para ellos suponía otorgar este reconocimiento al señor Ikeda, dándole la bienvenida a la comunidad de la UK y elogiando al fundador de la Universidad Soka en cuatro aspectos: 1) su dedicación a forjar líderes con personalidad y creatividad a través de las diversas instituciones educativas que ha fundado; 2) su contribución a la paz mundial y a la promoción de la cultura mediante la creación de instituciones para la paz y la cultura; 3) por inspirar a personas del mundo entero a través de sus numerosos escritos, incluyendo su poesía y sus diálogos con destacados líderes; y 4) por sus continuos esfuerzos para establecer la armonía en Corea y crear valores duraderos para el futuro de las relaciones entre Japón y Corea.

El presidente Ikeda, en un mensaje enviado con objeto de su aceptación, expresó su profundo agradecimiento por la distinción recibida y por tener la oportunidad de compartir esta ocasión con los alumnos de la Universidad Soka. En referencia al símbolo de la universidad coreana, un caballo de batalla de una antigua leyenda china conocido por su fortaleza y vigor incansable, el presidente Ikeda citó al presidente Park y su descripción de este ejemplar equino como el símbolo del legado espiritual de la universidad y su voluntad indomable e inquebrantable esperanza hacia el cumplimiento de la propia misión en la vida. El fundador de la Soka instó a los alumnos a convocar esta misma fuerza vital, que se corresponde con el espíritu de jamás ser derrotado abanderado por la educación Soka, y seguir adelante con determinación vibrante ante las más desalentadoras adversidades.

Ceremonia de entrega en 

la Universidad Soka
Ceremonia de entrega en la Universidad Soka

[Adaptado a partir de un artículo publicado en el Seikyo Shimbun del 21 de septiembre de 2015, Soka Gakkai, Japón]

     
  • top
  •