a+ a- print

marzo 01, 2017

EE.UU y Rusia, instados a celebrar cumbre para revitalizar el desarme nuclear

The Japan Times, March 1, 2017

Como adelanto a la histórica conferencia de la ONU para negociar una prohibición de las armas nucleares aprobada a mediados de febrero y que convocará a una sesión específica de cuatro semanas que comenzará el 27 de marzo, el presidente de la SGI Daisaku Ikeda contribuyó al tema con un ensayo publicado el 1 de marzo de 2017 en The Japan Times, un importante periódico en inglés publicado en Japón. En el editorial de opinión titulado “El momento para un tratado que ponga fin al peligro nuclear” (traducción tentativa), Ikeda propone una cumbre previa entre Estados Unidos y Rusia, “dos países que juntos poseen más del 90 por ciento de los arsenales nucleares del mundo que amenazan las vidas de todos los habitantes de la Tierra y que podrían reducir a cenizas las civilizaciones que la humanidad ha forjado a lo largo de los milenios”.

Para contrarrestar estas tendencias, escribe el Sr. Ikeda, las Naciones Unidas han hecho de la educación en derechos humanos y de la protección de los civiles su responsabilidad principal a través de iniciativas como Human Rights Up Front (Los derechos humanos primero), del año 2013, y la Declaración sobre educación y formación en materia de derechos humanos, del año 2011. A través de explicar que todos estamos interconectados, Ikeda anima a las personas a conectar con su humanidad y su compasión fomentando un espíritu de diálogo y empatía que pueda romper los ciclos de la violencia y el odio.

Hoy en día existen más de 15 mil cabezas nucleares en todo el mundo y, con la política de disuasión nuclear, aún vigente veinticinco años después del final de la Guerra Fría, “aproximadamente 1.800 armas nucleares están en alerta máxima, lo que significa que pueden ser lanzadas en cualquier instante”, advierte el Sr. Ikeda. En caso de un inminente ataque nuclear, la lógica de la disuasión requiere ser capaz de tomar represalias en cualquier momento para prevenir el ataque enemigo y, tal amenaza, “se convierte en una constante e inevitable carga”.

“Teniendo en cuenta los riesgos letales de la detonación de armas nucleares como resultado de accidentes o errores”, el Sr. Ikeda insta a los líderes de Estados Unidos y Rusia a “entablar un diálogo para rebajar la alerta máxima de sus armas” y contribuir a la reducción del armamento nuclear.

Concluye el editorial manifestando sus esperanzas en las próximas negociaciones de prohibición de las armas nucleares y en que la gente exprese su apoyo a la promulgación de esta “forma única de derecho internacional impulsado por las personas”.

[Lea el texto completo de “El momento para un tratado que ponga fin al peligro nuclear” (traducción tentativa) en inglés]

[Publicado en la edición del 3 de marzo de 2016 del Seikyo Shimbun, Soka Gakkai, Japón]