a+ a- print

junio 21, 2018

La Universidad Estatal de Cagayan de la República de Filipinas otorga un título honorífico

El 21 de junio de 2018, la Universidad Estatal de Cagayan (CSU por sus siglas en inglés) de la República de Filipinas, confirió el grado de Doctor Honoris Causa en Humanidades al fundador de la Universidad Soka (US) y presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, en reconocimiento a una vida dedicada al avance de la educación y la paz. La ceremonia de entrega del doctorado, que tuvo lugar en el campus de la US en Tokio, contó con la presencia de la presidenta de la CSU Urdujah A. Tejada, la asesora técnica Florentina S. Dumlao, el secretario de la Junta Joey L. Cauilan y la oficial de información Ana Marie Cristina C. Cauilan. El presidente de la US, Yoshihisa Baba, recibió el galardón en nombre del Sr. Ikeda.

El otorgamiento del título honorario fue aprobado por unanimidad en el Consejo Académico formado por más de 800 profesores y por el Consejo de Gobierno de la universidad.

Establecida en 1978, la Universidad Estatal de Cagayan es la institución estatal de educación superior más grande de la provincia de Cagayan y ofrece cursos en artes liberales, agricultura y medicina, entre otros, a más de 30,000 estudiantes en sus ocho campus. Desde su fundación, la CSU ha proporcionado programas de extensión, dirigidos a construir una sociedad sostenible a través de diversas investigaciones y actividades, incluida la contribución a la preservación del medio ambiente y el apoyo a las comunidades desfavorecidas. Dichos esfuerzos se basan en la filosofía de la universidad de servir al individuo al proporcionar a cada estudiante un entorno enriquecedor para un florecimiento óptimo y al servicio de la comunidad a través de programas que responden a las necesidades individuales y sociales. Entre los valores centrales de la universidad está su establecimiento como una presencia unificadora para Filipinas y el mundo.

En una cita, la presidenta Tejada, primera mujer presidenta de la universidad quien asumiera su cargo en octubre de 2016, comentando la tradición académica de las universidades para honrar a personas sobresalientes, afirmó que de hecho era la CSU la que tenía el privilegio de reconocer a un individuo como el Sr. Ikeda , que es “reverenciado por las comunidades que buscan y trabajan por la paz en Japón y en todo el mundo por su dedicación a la causa de la paz mundial, la comprensión y la cooperación”. La presidenta Tejada, definiendo la compasión como ‘el reconocimiento del sufrimiento del otro’, declaró que el Sr. Ikeda es el maestro mundial de la compasión, como se refleja en “todo lo que ha escrito, hablado, trabajado y contribuido enormemente”, y que por estas razones, merecía el doctorado honorario.

En su discurso de aceptación, el Sr. Ikeda expresó su sincero agradecimiento por el honor y felicitó a la universidad por cumplir su visión bajo el lema “Transformando vidas, educando para lo mejor”, afirmando que los brillantes logros de la CSU están subrayados por valores humanistas que resuenan profundamente con la educación Soka. En sus palabras citó a la presidenta Tejada, quien dijo que el verdadero éxito está determinado no solo por la fama y la posición social, sino también por la manera en que devolvemos nuestra deuda de gratitud a las personas y comunidades que nos han ayudado. Al mismo tiempo afirmó que el fundador de la educación Soka, Tsunesaburo Makiguchi, también creía en la importancia de llevar una existencia contributiva y cooperativa [en el seno de una sociedad]. El Sr. Ikeda dijo que los esfuerzos realizados por la CSU basados en tales ideales concuerdan con el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU de “no dejar a nadie atrás” y también demuestran el proverbio Cagayan, “Aquellos que siembran semillas de virtud cosecharán los frutos de la apreciación”.

La Universidad Estatal de Cagayan honra a Daisaku Ikeda
La presidenta Tejada de la Universidad Estatal de Cagayan (2da fila, 5ta desde la izquierda) y otros delegados de la CSU toman una foto conmemorativa con funcionarios, representantes estudiantiles de la Universidad Soka y del Instituto Superior Soka para Mujeres, así como con estudiantes de intercambio filipinos

[Adaptado de un artículo de la edición del 22 de junio de 2018 del Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai de Japón]