a+ a- print

junio 13, 2018

La Universidad Federal de Paraíba honra al fundador de la Universidad Soka

La Universidad Federal de Paraíba (UFPB) concedió al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, un doctorado honorario en reconocimiento a sus contribuciones al avance de la paz, la cultura y la educación. La ceremonia tuvo lugar en el edificio central de la Universidad Soka en Hachioji, Tokio, el 13 de junio de 2018. En representación de la UFPB estuvieron presentes la rectora Margareth de Fátima Formiga Melo Diniz; el Dr. Walmir Rufino da Silva, director del Centro de Ciencias Sociales Aplicadas y el Dr. Henry Iure Paiva Silva, vicedirector del Departamento de Relaciones Internacionales; así como Francisco Pessanha Cannabrava, ministro consejero de la embajada de la República Federativa de Brasil en Japón. Asistieron también 40 representantes de la SGI de Brasil que viajaron a Japón para la ocasión.

La UFPB, cuyo campus principal se encuentra en João Pessoa, es una de las dos principales instituciones de educación superior en el estado de Paraíba, con unos 40,000 estudiantes matriculados, incluidos los de programas de posgrado.

En su discurso, la rectora Diniz elogió el sistema educativo Soka promulgado por Ikeda, que tiene como objetivo la felicidad y el desarrollo holístico de cada niño. La UFPB concuerda, dijo, con los ideales sobre ciudadanía global, tolerancia y respeto por los derechos humanos de la SGI. Ella esperaba establecer más colaboraciones educativas con la SGI.

La rectora también se refirió al diálogo entre Daisaku Ikeda y el activista de derechos humanos y presidente de la Academia Brasileña de Letras Austregésilo de Athayde, publicado bajo el título Derechos humanos en el siglo XXI, y dijo que ambos compartían una visión común de paz y justicia social. En el diálogo, Athayde subraya que tanto él como el señor Ikeda están “esforzándose por definir la forma óptima para un nuevo humanismo. . . . Tu objetivo es contribuir al bienestar y la mejora de la humanidad. . . . El mío ha sido hacer lo mismo por medio de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Los dos objetivos coinciden”.

En su mensaje para la ceremonia, Ikeda expresó su agradecimiento por el reconocimiento, y dijo que era un honor que compartía con los miembros de la SGI de Brasil. Tras señalar que el 18 de junio se conmemoraba el 110.º aniversario de la llegada de la primera ola de inmigrantes japoneses a Brasil, recordó su encuentro en 1988 con uno de esos inmigrantes, Ryoichi Kodama, oriundo de Hiroshima, quien había llegado al puerto de Santos en São Paulo siendo un niño de 13 años. El Sr. Ikeda comentó cómo el Sr. Kodama había descrito el cariño con el que el pueblo brasileño lo había acogido, y cómo se había sentido fortalecido e inspirado en sus circunstancias, enfrentando verdaderos desafíos, y de su sentido de esperanza, que fluía de su optimismo natural y energía, frente a las dificultades de la vida.

Reflexionando sobre el lema de la universidad brasileña, “Desarrolla la sabiduría”, señaló que Tsunesaburo Makiguchi, padre de la educación Soka, había puesto énfasis principalmente en la sabiduría, describiéndola como la capacidad de dirigir el conocimiento, la tecnología y la información hacia la felicidad de las personas, y como la fuerza que transforma la adversidad en paz y prosperidad social.

Ikeda también habló sobre la importancia de la solidaridad. Este fue el tema central de un llamamiento conjunto a la juventud realizado de forma conjunta con el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel en junio. Pidió a los jóvenes que se comprometieran a crear un nuevo amanecer de esperanza, con la convicción de que “no hay un desafío que no pueda resolverse si nos unimos de forma solidaria”.

Para concluir, Ikeda pidió a los jóvenes de Brasil, comenzando con los estudiantes de la UFPB, que se esforzaran juntos por iluminar a la sociedad con el “sol de la esperanza”, el “sol de la sabiduría” y el “sol de la solidaridad”.

La rectora Diniz de la UFPB confiere el diploma del título honorífico de doctor honoris causa para Daisaku Ikeda al presidente de la Universidad Soka, Yoshihisa Baba
La rectora Diniz de la UFPB (séptima desde la derecha) confiere el diploma del título honorífico de doctor honoris causa para Daisaku Ikeda al presidente de la Universidad Soka, Yoshihisa Baba (séptimo desde la izquierda)

[Adaptado de un artículo de la edición del 14 de junio de 2018 del Seikyo Shimbun, periódico de la Soka Gakkai de Japón]