a+ a- print

enero 19, 2008

La Universidad Autónoma de Santo Domingo confiere doctorado honorario

El 19 de enero de 2008, la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), situada en la República Dominicana, confirió el título de Doctor Honoris Causa al presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, en reconocimiento a "sus contribuciones a la difusión de una cultura de paz y el papel de la educación en la transformación humana como nuevos paradigmas del sistema educativo mundial". La ceremonia de investidura se llevó a cabo en el Centro en Memoria del Presidente Makiguchi, situado en la ciudad de Hachioji, Tokio, Japón.

Asistieron al solemne acto, el rector magnífico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Roberto A. Reyna Tejada, que presidió el acto; el vicerrector docente, Alejandro Pichardo; el decano de la Facultad de Humanidades, Rafael Guillermo Díaz; el Cónsul General de la República Dominicana en Tokio, Carlos Cepeda; y miembros de la SGI del país caribeño que estaban participando en un curso de capacitación de la SGI. Esta fue la segunda distinción académica que el presidente Ikeda ha recibido de dicha casa de estudios superiores, luego del profesorado honorario, que le fue concedido en 1987.

En un discurso alusivo, el decano Rafael Guillermo Díaz aseveró que el Consejo Universitario y el Claustro Menor de la casa de estudios superiores fundada en 1538, aprobaron en forma unánime otorgar el doctorado honorario al líder de la SGI por su práctica social "cargada de contenido ético y moral" y su preocupación por toda la humanidad. Afirmó que el presidente Ikeda ha venido rescatando "valores que engrandecen, embellecen y colocan al ser humano positivamente en la dimensión del hoy para hacer posible el mañana".

Por otra parte, el rector Roberto A. Reyna Tejada pronunció un discurso en el que afirmó que su universidad se sentía honrada de entregar la distinción al presidente Ikeda, quien había establecido instituciones académicas para "apoyar a la juventud en sus esperanzas de ser fuerza transformadora y creativa de su entorno". El rector Reyna manifestó su coincidencia con la convicción del líder de la SGI, que había expresado que "el punto de partida de la educación humanística yace en reconocer la dignidad, la grandeza y el potencial infinito de la vida de cada individuo", a la vez que instaba a las instituciones educativas a cumplir con su compromiso social. Asimismo, enfatizó que la UASD reconocía al presidente Ikeda por su convicción en que "el triunfo de la educación es el triunfo de la humanidad".

El señor Ikeda expresó su profunda gratitud a los académicos dominicanos por la deferencia que tuvieron en realizar un viaje tan largo para llevar a cabo el acto honorífico y subrayó que deseaba compartir el reconocimiento con los miembros de la SGI de la República Dominicana, que se habían esforzado para contribuir con su comunidad, superando grandes adversidades. Luego, el líder de la SGI citó palabras de Salomé Ureña de Henriquez (1850-1897), reconocida poetisa nacional de la república, e instó a los jóvenes a actuar "unidos, con intrépida constancia" ante los altivos muros que levanta la ignorancia y el orgullo.

Entre los egresados de la Universidad Autónoma de Santo Domingo se encuentran el presidente Leonel Fernández, el actual vicepresidente, el presidente de la Suprema Corte de Justicia y la Secretaria de Estado de Educación. Unos ciento setenta mil alumnos de grado y de posgrado estudian en el campus principal de Santo Domingo y trece centros regionales del país.

[Basado en el artículo publicado el 20 de enero de 2008, en el Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón].