a+ a- print

enero 20, 2008

Se realiza un seminario sobre Daisaku Ikeda en Copenhague

Professor Avery introducing Mr. Ikeda's annual peace proposals

Professor Avery introducing Mr. Ikeda's annual peace proposals

El 20 de enero de 2008, el Grupo de Investigación Ikeda sobre la Paz, perteneciente a la Escuela Secundaria Popular de Askov, llevó a cabo el Seminario sobre Daisaku Ikeda en el Centro Mundial de la Cultura de Copenhague, Dinamarca. Cuatro educadores disertaron sobre la filosofía y el pensamiento pedagógico del presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, frente a un público de doscientas personas, entre las que se encontraban miembros de la SGI, amigos e invitados.

John Scales Avery, profesor emérito del Instituto H. C. Ørsted de la Universidad de Copenhague, expuso sobre la vida y las contribuciones del presidente Ikeda. Destacó que el líder de la SGI ha venido propugnando el concepto de la “revolución humana”, que consiste en la transformación interior de las personas y su influencia positiva en el entorno, y ha venido promoviendo los valores de la educación, la cultura y el diálogo, como fundamento para la paz y la felicidad de las personas.

Iben Valentin Jensen, profesora asociada de la Facultad de Pedagogía de la Universidad del Sur de Jutlandia, habló sobre su visita a la Escuela Soka del Japón, en diciembre de 2007. Aseveró que los alumnos la habían impresionado por su integridad y su postura de contribuir a los demás y que, luego de conocer la filosofía pedagógica Soka, profundizó su comprensión del ideal de la pedagogía danesa, propulsado inicialmente por Nikolai F. S. Grundtvig (1783-1872).

De izquierda a derecha: profesora asociada Jensen, profesor Avery, presidente Henningsen, profesor Aktor, director general Jan Møller de la SGI de Dinamarca y actriz Mia Lyhne.

De izquierda a derecha: profesora asociada Jensen, profesor Avery, presidente Henningsen, profesor Aktor, director general Jan Møller de la SGI de Dinamarca y actriz Mia Lyhne.

Mikael Aktor, catedrático del Instituto de Filosofía, Educación y Estudios Religiosos perteneciente a la Universidad del Sur de Dinamarca, afirmó que el movimiento de la SGI tenía dos pilares. A través del primero, en la esfera secular, la SGI alentaba a las personas ha hacer surgir su potencial, emulando los esfuerzos que realizó el primer presidente y fundador de la Soka Gakkai, Tsunesaburo Makiguchi, durante el régimen militar del Japón. A través del segundo pilar, en la esfera religiosa, instilaba esperanza en las personas, basada en la convicción de que es posible generar cambios al desplegar el potencial ilimitado de la vida, mediante la fe y la práctica budista, tal como lo propugnó el segundo presidente de la Soka Gakkai, Josei Toda. El profesor Aktor dijo que el presidente Ikeda se basaba en ambos pilares para desarrollar un movimiento global por la paz, cimentado en la misericordia, el respeto y el concepto del origen dependiente de la vida, tal como lo exponía el Sutra del loto.

Hans Henningsen, presidente del Grupo de Investigación Ikeda sobre la Paz y ex director de la Escuela Secundaria Popular de Askov, hizo un recuento del movimiento de los centros educativos populares para adultos en Dinamarca y la trayectoria de Grundtvig, que puso énfasis en el diálogo y la diversidad como fuerzas activas para el cambio positivo de la sociedad. El gran pionero de la pedagogía danesa estaba convencido que un estado auténtico de democracia solo podía darse cuando las personas tenían la oportunidad de recibir educación. El señor Henningsen hizo referencia al intercambio de ideas que está manteniendo con el presidente Ikeda; dijo que ambos coincidieron en que la religión desempeña una función importante en el futuro de la sociedad mundial y que el diálogo abierto basado en el respeto mutuo genera un desarrollo creativo y constructivo. El presidente Henningsen instó a los jóvenes a seguir los pasos del líder de la SGI, que se destacaba por la valentía y la sabiduría de transmitir a las personas los valores del diálogo.

[Basado en un informe de la SGI de Dinamarca y el artículo publicado el 31 de enero de 2008 en el Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón. Las fotos son cortesía de la SGI de Dinamarca.]