a+ a- print

julio 14, 2008

El Instituto Wahid de Indonesia reconoce a Daisaku Ikeda

Abdhurrahman Wahid, ex presidente de Indonesia (izquierda), y Daisaku Ikeda. Tokio, abril de 2002

Abdhurrahman Wahid, ex presidente de Indonesia (izquierda), y Daisaku Ikeda. Tokio, abril de 2002

El 14 de enero de 2008, el Instituto Wahid reconoció a Daisaku Ikeda por sus aportes a la paz global a través de la promoción de la educación y la cultura, y por su compromiso a fomentar la comprensión entre las culturas y la tolerancia entre las religiones. La ceremonia de distinción fue celebrada en Yakarta, con la asistencia del ex presidente Abdurrahman Wahid, la ex primera dama Shinta Nuriyah y la hija de ambos, Yenny Wahid, quien cumple funciones como directora del instituto. Además, concurrió al acto, en representación del galardonado, el vicepresidente de la SGI e hijo del homenajeado, Hiromasa Ikeda, quien se encontraba en la república insular para asistir, en nombre de su progenitor, a las celebraciones del 50º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Indonesia y el Japón.

El Instituto Wahid fue fundado en 2004 por el ex presidente de Indonesia, Abdurrahman Wahid, para promover el respeto a la diversidad cultural y la pluralidad religiosa, y propiciar así la tolerancia y un pensamiento moderado que favorezca las reformas democráticas en el país como en el resto del mundo. La entidad fomenta, además, el diálogo entre el islamismo, el cristianismo, el judaísmo, el hinduismo y las diversas tradiciones budistas.

Abdurrahman Wahid, ex presidente de Indonesia (centro), y Yenny Wahid, directora del Instituto Wahid (derecha), entregan a Hiromasa Ikeda (izquierda) la distinción otorgada a Daisaku Ikeda

Abdurrahman Wahid, ex presidente de Indonesia (centro), y Yenny Wahid, directora del Instituto Wahid (derecha), entregan a Hiromasa Ikeda (izquierda) la distinción otorgada a Daisaku Ikeda

Durante el acto honorífico, la directora Yenny Wahid destacó los esfuerzos ejemplares realizados por Daisaku Ikeda para construir una sólida red de paz, a través de su obra escrita y del diálogo mantenido con numerosos líderes del mundo, en los cuales ha departido sobre los problemas más acuciantes de la civilización humana. Luego, expresó sus esperanzas de que aunándose a esta empresa la institución que representaba lograra contribuir a la búsqueda de soluciones a los diversos problemas que agobian a la sociedad global.

El ex presidente Wahid, al tomar la palabra, señaló la importancia del diálogo sincero y abierto para allanar el camino hacia una nueva era. El vicepresidente Hiromasa Ikeda, por su parte, expresó en nombre de su padre su profundo agradecimiento al Instituto Wahid por el prestigioso honor recibido y declaró que la amistad entre el ex primer mandatario de la república, musulmán, y su progenitor, budista, era un símbolo de la armonía entre religiones que propiciaría el establecimiento de una paz duradera.

El ex presidente Wahid y Daisaku Ikeda se entrevistaron en Tokio en abril de 2004, ocasión en la cual coincidieron en que la religión debe ser un manantial de inspiración para el diálogo y una lumbre para el camino hacia la consolidación de la paz. A sugerencia del ex dignatario indonesio, ambos están preparando la publicación en forma de libro de las conversaciones que han venido manteniendo como representantes del islamismo y el budismo.

[Basado en el artículo publicado el 28 de julio de 2008 en el Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón.]