a+ a- print

febrero 21, 2014

La Universidad Nacional de Villa María de Argentina confiere un reconocimiento al presidente de la SGI

La Universidad Nacional de Villa María (UNVM), sita en la provincia de Córdoba en Argentina, confirió un profesorado honorario a Daisaku Ikeda, presidente de la SGI y fundador de la Universidad Soka, en reconocimiento a su labor en la construcción de la paz y el entendimiento mutuo como líder mundial del diálogo entre civilizaciones. El evento tuvo lugar el 21 de febrero de 2014 en el Auditorio de la Paz de la SGI en Buenos Aires. En representación del presidente Ikeda, acudieron desde Japón el director general de la SGI, Yoshitaka Oba, y la vice titular ejecutiva de las divisiones femeninas, Yumiko Kasanuki. Desde la UNVM asistieron su rector, Martín Rodrigo Gill, y la vicerrectora, María Cecilia Ana Conci.

La joven universidad, que se fundó en 1995, ofrece distintas carreras en cinco departamentos: Ingeniería Agronómica, Medicina Veterinaria, Ciencias Políticas, Economía, Empresariales y Educación. Actualmente, cuenta con alrededor de tres mil estudiantes matriculados.

Durante su discurso, la Dra. Conci presentó al presidente Ikeda como un líder que ha promovido la paz, la educación humanística, el diálogo intercultural y el intercambio de ideas. Afirmó que Ikeda continúa inspirando a las personas a manifestar su potencial interior, permitiéndoles aprender a superar los desafíos de la vida.

En su mensaje, el presidente Ikeda afirmó que el corazón tiene alas y que el suyo había remontado el vuelo y había recorrido una distancia de dieciocho mil kilómetros para, entrañablemente, participar en el acto junto con todos los asistentes. Expresó su más profunda gratitud por el reconocimiento otorgado por la universidad. Asimismo, expresó su sentir de que lo estaba recibiendo junto con todos los miembros de la SGI de Argentina, que contribuyen a la sociedad como ciudadanos ejemplares, y los miembros de la SGI del mundo entero, que tienen a ese país en alta estima. También expuso su interpretación del emblema de la universidad como una representación de quienes obtienen una formación destacada en el campo de las Humanidades y las Ciencias Naturales en la UNVM con miras a solucionar los complejos problemas sociales. En esta línea, Ikeda propuso sostener, junto con los jóvenes argentinos, los siguientes compromisos:

1. Tener el valor de servir al pueblo
2. Hacer del respeto a la dignidad de la vida nuestra premisa absoluta e irreductible
3. Compromiso inquebrantable de avanzar hacia la victoria

Fotografía conmemorativa de los representantes de la Universidad Nacional de Villa María y de la SGI
Fotografía conmemorativa de los representantes de la Universidad Nacional de Villa María y de la SGI

[Fuente informativa: Seikyo Shimbun, edición del 23 de febrero 2014]