a+ a- print

mayo 16, 2014

La Universidad de Estudios Extranjeros de Tianjin rinde honores al fundador de la Universidad Soka

La Universidad de Estudios Extranjeros de Tianjin (UEET), en Tianjin, China, hizo entrega de un profesorado honorario al fundador de la Universidad Soka y presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, en una ceremonia celebrada ante una delegación de representantes que tuvo lugar en el campus de Machang Road el 16 de mayo de 2014. El presidente Xiu Gang confió el certificado de profesor honorario al presidente de la Universidad Soka, Yoshihisa Baba, que había viajado desde Japón con una delegación para recibir el reconocimiento en nombre del señor Ikeda.

Constituida en 1964 como una escuela profesional de idiomas, la UEET tuvo un nuevo comienzo en 1974, fecha en la que se fusionó con una facultad de Magisterio, pasando en 2010 a alcanzar el estatus de universidad y recibir su nombre actual. La Universidad está especializada en idiomas y estudios culturales, y su departamento de Humanidades ofrece programas de estudios en swahili, inglés, japonés, coreano, árabe, francés, ruso, alemán, español, italiano, portugués, así como traducción e interpretación y literatura china. A sus diez mil estudiantes se les ofrece la oportunidad de participar en programas de estudios en el extranjero de entre las setenta universidades que forman parte de la red internacional de la UEET. En momentos puntuales puede llegar a haber alrededor de cien profesores y expertos provenientes de otros países enseñando en la universidad.

En su intervención, el presidente Xiu señaló que el reconocimiento ofrecido al señor Ikeda respondía a sus permanentes contribuciones a la paz mundial y a la amistad entre China y Japón. Señaló también que el Sr. Ikeda, además de visitar China en muchas ocasiones y entablar diálogos con generaciones de líderes chinos, tales como el primer ministro Zhou Enlai y su esposa, Deng Yinchao, el presidente Jiang Zemin y el presidente Hu Jintao, fue también una de las personas que desde el principio abogó por la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y Japón.

En un mensaje enviado para la ocasión, el presidente Ikeda expresó su profundo agradecimiento por el reconocimiento recibido, comentando que su primer pensamiento al recibir este honor por parte de la UEET estuvo destinado a Zhou Enlai, quien consideraba Tianjin su "segundo hogar". El presidente Ikeda mencionó que tras su reunión con el primer ministro en diciembre de 1974, había resuelto tomar inmediatamente medidas para allanar el camino para la amistad entre los dos países por el bien de la juventud. Recordó que al año siguiente se había recibido al primer grupo de estudiantes de intercambio de China en la Universidad Soka, situada en Hachioji, Tokio, y cómo juntos habían plantado un árbol de cerezo en el campus japonés dedicado a la memoria del primer ministro Zhou. Este cerezo Zhou, añadió, ha seguido floreciendo con fragantes flores todos los años, junto con otro cerezo plantado junto a él en 1979 en memoria de Deng Yinchao, esposa del primer ministro Zhou y compañera de vida. Para concluir, el presidente Ikeda se comprometió a seguir dedicando su vida de todo corazón para fortalecer la amistad entre China y Japón y para lograr una paz duradera en el mundo.

Universidad de Estudios Extranjeros de Tianjin
El presidente de la UEET, Sr. Xiu (en primera fila, en el centro) hace entrega del certificado de profesor honorario del presidente Ikeda al presidente de la Universidad Soka, Sr. Baba (tercero por la izquierda).

[Adaptado a partir de un artículo publicado en la edición del 18 de mayo de 2014 en el Seikyo Shimbun, Soka Gakkai, Japón]