a+ a- print

agosto 02, 2019

La Universidad Federal de Sergipe en Brasil confiere un doctorado honoris causa

La Universidad Federal de Sergipe otorga un doctorado honoris causa al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda
El Dr. Antoniolli y su esposa, la Sra. Neide, son recibidos por estudiantes de la Universidad Soka

El 2 de agosto de 2019, la Universidad Federal de Sergipe de Brasil confirió un doctorado honoris causa al fundador de la Universidad Soka y presidente de la SGI, Daisaku Ikeda, reconociendo sus continuos esfuerzos en forjar ciudadanos globales y por sus contribuciones a la paz. La ceremonia tuvo lugar en el campus de la Universidad Soka en Hachioji, Tokio, y asistieron el rector de la Universidad Federal de Sergipe, Angelo Roberto Antoniolli, su esposa Josefa Neide de Souza y el director general de la SGI de Brasil, Miguel Shiratori. El presidente de la Universidad Soka, Yoshihisa Baba, aceptó la distinción en nombre del Sr. Ikeda.

La Universidad Federal de Sergipe, fundada en 1968, se extiende en seis campus y está compuesta de 73 departamentos, en los que estudian aproximadamente 26.000 alumnos.

En su discurso, el Dr. Antoniolli encumbró al Sr. Ikeda por sus contribuciones a la paz basado en principios humanistas sólidos, además de elogiar las actividades locales de la Soka Gakkai que han fomentado la paz, la cultura y la educación en base a la filosofía budista del respeto por la dignidad de toda vida. Para concluir, expresó su satisfacción por poder acoger al Sr. Ikeda en la comunidad de la Universidad Federal de Sergipe.

El Sr. Ikeda, en su discurso de aceptación, transmitió su sincero agradecimiento por tal honor. Haciendo mención a la formación en farmacología del Dr. Antoniolli, habló del poder de la igualdad y la dignidad en la educación, haciendo referencia a “La parábola de las hierbas medicinales” del Sutra del loto. El mensaje de esta parábola es que todas las personas, en toda su diversidad y sean cuales fueren sus diferencias, tienen la habilidad de hacer que la felicidad, la sabiduría y la humanidad florezcan en sus vidas. Continuó diciendo que a través de acercarse al aprendizaje desde la humildad, los jóvenes son capaces de “florecer” a su manera propia y única, creando colectivamente un diverso jardín de “buenas hierbas”, brindando beneficio a las personas y a la sociedad. Habló sobre la importancia de tener un espíritu invencible y de conseguir la victoria en la vida.

Subrayando la importancia de la juventud del mundo para crear un apoyo solidario a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Sr. Ikeda alabó la Universidad Federal de Sergipe por sus esfuerzos en desarrollar líderes capaces y comprometidos en proteger el medio ambiente mundial.

Para concluir, saludó a los numerosos estudiantes internacionales de Brasil que asistieron a la ceremonia de entrega, describiéndolos como una parte vital de la solidaridad de los ciudadanos del mundo en la Universidad Soka.

[Adaptada del artículo publicado el 3 de agosto de 2019 en el Seikyo Shimbun, periódico de la Soka Gakkai, Japón].