a+ a- print

enero 09, 2010

Discurso: Un infinito cielo azul en nuestro corazón

Daisaku Ikeda. Enero, 2010

Daisaku Ikeda. Enero, 2010

Daisaku Ikeda, presidente de la SGI, pronunció un discurso durante la 36ª Reunión de la sede central para responsables, realizada en forma conjunta con la reunión nacional de líderes de grupo de la División Femenina, en el Centro en Memoria del Presidente Makiguchi, Tokio, el 9 de enero de 2010. El encuentro contó con la asistencia de miembros de otras diecisiete naciones del exterior.

El líder de la SGI inició sus palabras expresando sus parabienes por el inicio de año, y alentó a sus compañeros: "La vida es una lucha. Los que se desafían y triunfan son felices; son personas positivas y optimistas. Por eso, espero que cada uno de ustedes tenga la firme determinación de triunfar en cada contienda. (…) Nichiren (1222-1282) declara que ʻel budismo concede una importancia primordial a la victoria y la derrotaʼ.(1) (…) Este es el punto de partida del budismo, y también su punto de llegada".

Luego, encomió la presencia de participantes de ultramar y dijo: "Quisiera dar la bienvenida a los miembros de la SGI que nos han venido a visitar en la época más fría del año. (…) Este ardiente espíritu de búsqueda de nuestros miembros, que no se dejan intimidar por las distancias y viajan sin dudar para profundizar su comprensión del budismo, es lo que hace tan fuerte a la Soka Gakkai. Nunca demos por sentado este espíritu, esta seria postura de nuestros compañeros de fe. El corazón del budismo de Nichiren es reconocer y elogiar cálidamente este sincero afán de búsqueda.

Inmediatamente después, expresó: "¡Felicitaciones a las damas, por esta reunión nacional de líderes de grupo de la División Femenina! A lo largo del mes, se estarán llevando a cabo en todo el Japón vibrantes reuniones generales de damas a nivel de grupo. No hay punto de partida para la paz más noble o poderoso que el diálogo de vida a vida en pequeños grupos, profundamente arraigados en la comunidad local. Las personas que se involucran y participan en su comunidad como ciudadanos indispensables son dignas de admiración. Y esta es una descripción cabal de nuestras miembros de la División Femenina. (…) La voz puede ser una poderosa fuente de vitalidad. Cuando nuestra voz está imbuida de coraje y de esperanza es posible abrir el camino hacia el futuro. Por otro lado, cuando nuestra voz es anodina o falta de brío, no podemos crear una marea de entusiasmo que conduzca a la victoria".

El presidente de la SGI dijo a los jóvenes: "Si van a desafiarse como jóvenes líderes, es especialmente importante que oren con seriedad y asuman a pleno la responsabilidad. Transmitan sus convicciones con total seguridad. Muestren el resultado de su fe. Y sean personas capaces de merecerse la admiración de los demás. (…) ¡Estudien con tenacidad, esfuércense al máximo y lleguen a ser valores sobresalientes! Construyan una vida de la cual sus padres estén orgullosos. (…) Los jóvenes que enfrentan duros desafíos, pero luchan enérgicamente por superarlos, llegan a ser personas mucho más capaces y fuertes que los que viven una juventud despreocupada y cómoda".

Daisaku Ikeda aseveró: "Nichiren nos urge a vivir con la firme actitud de que enfrentar los obstáculos en el trayecto de la fe es equivalente a la paz y la tranquilidad. El segundo presidente de la Soka Gakkai, Josei Toda, proclamó: ʻCuando deban afrontar dificultades, háganlo con alegría. Pues es momento de demostrar el poder de la fe. Es una oportunidad para transformar el karma. Si superan estas pruebas, podrán acumular una buena fortuna duradera e ilimitadaʼ. (…) Espero que se desafíen con la convicción de que las dificultades representan la perfecta ocasión para revolucionar su interior y transformar el veneno en remedio. (…) La fuerza primordial que activa y mueve todas las estrellas, los planetas y otros cuerpos celestes del universo es Nam-myoho-renge-kyo. Representa un poder realmente increíble. Y los miembros de la SGI abrazamos la fe, justamente en esta grandiosa Ley Mística; entonamos el ritmo más poderoso y supremo de Nam-myoho-renge-kyo. No existe algo más fuerte y poderoso. Orar es la clave para la victoria absoluta. Jamás seremos vencidos. Cuando practicamos como enseña Nichiren, brota un oleaje de energía y de bravura sin límites desde lo más profundo de nuestro ser".

Luego, en torno a la responsabilidad de los líderes de la organización, el presidente Ikeda enfatizó: "Es importante que los líderes tomen la iniciativa y conversen con la mayor cantidad de personas posible. Esto les dará un medio para enriquecer su personalidad y llegar a ser líderes inspiradores. Sin iniciativa no hay victoria. Sin espíritu de lucha, no hay fe. Sea cual fuere la situación, no se rindan al miedo. Salgan al frente con valor. (…) Martin Luther King (1929-1968) clamó en un discurso: ʻPongámonos de pie (…) con mejor disposición y voluntad. Pongámonos de pide con mayor determinaciónʼ. (…) El budismo de Nichiren es el budismo de la verdadera causa; lo que define todo es lo que hagamos en este momento, de ahora en adelante. Cuando los líderes son negligentes o excesivamente confiados, y suponen que todo saldrá bien por sí solo, lo que están generando es la condición propicia para una gran derrota. (…) Yo he trabajado infatigablemente por la paz mundial durante más de cincuenta años. (…) La realidad nunca es sencilla. ¿Qué ocurre cuando uno marcha sin un propósito claro y deja las cosas libradas a los demás? Sé perfectamente lo que pasará. (…) Si trabajamos seriamente por la paz mundial, cada uno de nuestros esfuerzos se convertirán en una gran buena fortuna personal. A la vez, infinitos beneficios se transmitirán a nuestros descendientes y sucesores, a lo largo de generaciones futuras. Todo se reduce a nuestra actitud".

Luego, concluyó: "En este momento, estoy dedicado a construir una Soka Gakkai que siga creciendo y desarrollándose con miras al eterno futuro, y que conquiste nuevas y brillantes victorias para la humanidad. Por favor, acompáñenme en esta labor".

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón. Artículos publicados los días 10, 12, y 19 de enero de 2010.]

Nota bibliográfica:

(1) NICHIREN: Los escritos de Nichiren Daishonin, Alemania, Soka Gakkai, 2008, pág. 876.