a+ a- print

mayo 13, 2010

Reconocimiento: Universidad Tsinghua, China

Presidente Gu Binglin (derecha) y Daisaku Ikeda (izquierda)

Presidente Gu Binglin (derecha) y Daisaku Ikeda (izquierda)

El 13 de mayo de 2010, la Universidad Tsinghua de la China confirió el título de profesor honorario a Daisaku Ikeda, en una ceremonia realizada en el Centro Internacional de la Amistad Soka, Tokio. El reconocimiento fue realizado en vista de los aportes que Daisaku ikeda ha realizado al intercambio educativo y cultural entre la China y el Japón mediante la Universidad Soka, que fundó en 1971, y la Asociación de Conciertos Min-On, que estableció en 1963.

La Universidad Tsinghua fue creada en 1911 en Pekín y ha sido catalogada como una de las casas de estudios superiores más prestigiosas de la China. Su programa de maestría en administración de empresas goza de renombre mundial. Entre sus egresados figuran los nobeles de Física Yang Chen Ning y Lee Tsung Dao, el presidente Hu Jintao y el historiador Ji Xianlin.

Gu Binglin, presidente de la Universidad Tsinghua y el subsecretario Wang Jinzhan conformaron la delegación de autoridades que tuvieron a su cargo ejecutar la entrega fuera del país de manera extraordinaria. El embajador de la China en el Japón, Cheng Yonghua, y el ministro consejero Sun Jianming acompañaron a los académicos en el acto protocolar.

Al pronunciar las razones de la entrega, el presidente Gu destacó el valiente llamado público que Daisaku Ikeda realizó en 1968, ocasión en la cual exhortó restablecer los lazos diplomáticos entre la China y el Japón, rotos durante la Guerra Fría. Asimismo, recordó que la Universidad Soka fundada por el señor Ikeda había recibido al primer grupo oficial de estudiantes de intercambio de la China. El presidente Gu aseguró: "La dedicación de vida del señor Ikeda a abogar por la paz mundial duradera y la felicidad de la humanidad, y a realizar acciones para concretar dicho ideal ha hecho que se haga merecedor del amplio reconocimiento, respeto y aprecio del orbe entero y el pueblo chino que ama la paz".

El embajador Cheng también hizo uso de la palabra para felicitar al galardonado. Comentó que él había integrado el primer grupo de becarios que estudió en la Universidad Soka y expresó con beneplácito que luego de los años, los jóvenes de dicho grupo se habían convertido todos en importantes personas que promovían entusiastamente la amistad bilateral en sus respectivos ámbitos.

Luego, Daisaku Ikeda fue invitado al estrado para pronunciar un discurso de agradecimiento. El líder de la SGI expresó sentirse sumamente honrado por la distinción. Encomió los principios filosóficos que regían el avance de la Universidad Tsinghua, y el enfoque educativo del presidente Gu, que alentaba a cultivar el ímpetu creador, la perspectiva global y el compromiso social, como requisitos indispensables para liderar a la sociedad hacia el bienestar. Asimismo, se comprometió a seguir trabajando para fortalecer las relaciones fraternas entre los dos pueblos y convocó a los jóvenes presentes a aunarse a su labor con sentido de gratitud hacia la civilización china, benefactora cultural del Japón.

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai, Japón. Artículos publicados los días 14 y 23 de mayo de 2010.]