a+ a- print

diciembre 28, 2016

La Universidad DePaul rinde honores al fundador de la Universidad Soka

La Universidad DePaul honra al fundador de la Universidad Soka
De izquierda a derecha: el profesor Goulah y el Dr. Holtschneider, de la Universidad DePaul, y el Sr. Hiromasa Ikeda y el Dr. Baba, de la Universidad Soka, Japón

El 28 de diciembre de 2016, la Universidad DePaul, en Chicago, Illinois, concedió un doctorado honorario en Humanidades al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, en el transcurso de una ceremonia celebrada en la sede de la Soka Gakkai en Shinanomachi, Tokio. El Sr. Ikeda fue reconocido por dedicar su vida entera a la causa de la paz y por abogar por la educación y por la erradicación de las causas fundamentales de los conflictos. El reverendo Dennis H. Holtschneider, C.M., presidente de la Universidad DePaul, hizo entrega del certificado al hijo del Sr. Ikeda, Hiromasa Ikeda, asesor ejecutivo de la Universidad Soka de Japón. En la ceremonia estuvieron también presentes el profesor asociado de la Universidad DePaul y director del Instituto de Estudios Educativos Daisaku Ikeda, Jason Goulah, y el presidente de la Universidad Soka de Japón, Yoshihisa Baba.

El Dr. Holtschneider comentó que había viajado a Japón para ofrecer su profundo respeto por el trabajo de Ikeda y mostrar su agradecimiento por la misión de la Universidad Soka. Después, pidió a ambas instituciones que se unieran "con el fin de fortalecer aún más nuestros esfuerzos para trabajar por el mejoramiento de la humanidad".

En su mensaje de aceptación, el Sr. Ikeda elogió el legado de la Universidad DePaul de proporcionar a las personas de entornos menos privilegiados la oportunidad de recibir una educación y señaló que el Sr. Makiguchi habría celebrado la profundización del intercambio con la Universidad DePaul, una noble institución de tan honorable tradición. También se refirió, coincidiendo con ella, a la idea de la “revolución copernicana” a la que John Dewey apeló en su filosofía de la educación. En ella, el niño se convertiría en el “sol” en torno al cual giran y se organizan las prácticas educativas. Con una sociedad global sumida en la agitación política, económica e incluso religiosa, el Sr. Ikeda dijo estar convencido de que “ahora se exige de la humanidad una revolución copernicana [...] en la que hagamos del aprendizaje y de la educación las preocupaciones principales del siglo XXI”.

Fundada por los vicentinos en 1898, la Universidad DePaul recibió el nombre del sacerdote católico francés del siglo XVII, San Vicente de Paúl (1581-1660), quien se dedicó a servir a los pobres. La universidad, la mayor de confesión católica de los Estados Unidos, tiene matriculados alrededor de 16 mil estudiantes de licenciatura y unos 7.600 de postgrado y derecho. Los estudiantes, que representan a más de 60 países, provienen de diversos orígenes religiosos, étnicos y geográficos. DePaul hace especial hincapié en recibir estudiantes procedentes de entornos desfavorecidos.

En abril de 2014, la Universidad DePaul creó el Instituto de Estudios Educativos Daisaku Ikeda para investigar la filosofía y la práctica de la educación Soka (“creadora de valor”), formulada primero por el educador japonés Tsunesaburo Makiguchi (1887-1944) y su discípulo Josei Toda (1900-1958) y a la que ha dado expresión concreta el Sr. Ikeda a través del establecimiento del sistema educativo Soka. Un nuevo programa de maestría en Educación de la Creación de Valor para la Ciudadanía Global está siendo desarrollado actualmente en la Facultad de Educación de la Universidad de DePaul, centrándose en las filosofías y prácticas educativas del Sr. Ikeda y de la herencia Soka. El plan de estudios se impartirá tanto en modalidad presencial como virtual, haciéndolo accesible a estudiantes de todo el mundo.

[Adaptado a partir de los artículos publicados el 18 de octubre de 2016 en el Seikyo Shimbun, Soka Gakkai, Japón, y el 17 de enero de 2017, en World Tribune, SGI-USA]