a+ a- print

Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana
ENE 19, 2008 – Doctorado Honorario

Dr. Rafael Guillermo Díaz
Decano de la Facultad de Humanidades

Con su venia, maestro Roberto Reyna, Rector Magnífico, damos lectura a las motivaciones que tuvo el Consejo Directivo de la Facultad de Humanidades de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, para presentar ante el Consejo Universitario y, posteriormente, al Claustro Menor, el reconocimiento que hoy entregamos al doctor Daisaku Ikeda.

(…)

La práctica social de este excelso ser humano, cargada de contenido ético y moral, evidencian preocupación por toda la humanidad, referente éste ponderado para que la Facultad de Humanidades lo haya seleccionado para tan alto reconocimiento.

Su preocupación por el desarrollo de una cultura de paz lo ha conducido a rescatar valores que engrandecen, embellecen y colocan al ser humano positivamente en la dimensión del hoy para hacer posible el mañana.

Sólo una persona preocupada por la vida en todas sus manifestaciones integra en sus análisis la visión holística donde educación, ambiente, intelecto, salud y bienestar, hombre como ser social, las armas y la guerra, el bien y el mal son temas del presente pensando en la supervivencia de la humanidad.

En sus meditaciones hace hincapié en la construcción de una sociedad donde los seres humanos se formen y sientan orgullo de exhibir prácticas cotidianas que se correspondan con los valores más excelsos, tales como: solidaridad, creatividad, libertad, justicia social y bienestar integral.

Conocedor de que en la actualidad el humanismo tiene que abrir perspectivas para la sociedad del futuro, donde ciencia y tecnología estén al servicio del crecimiento humano e intelectual de la humanidad; hace esfuerzos inauditos y funda instituciones donde se construya y transfiera la ciencia y la tecnología.

Heredero del pensamiento de la Soka Gakkai, el doctor Daisaku Ikeda, trabaja afanosamente para desarrollar un amplio movimiento de paz enraizado en la mentalidad de los pueblos.

(…)

Sobre el intercambio cultural dice: “Abrigo la firme convicción de que un intercambio de persona a persona, centrado en la cultura y la educación, hará posible cimentar los fundamentos de la paz… No hay mayor acercamiento que el que se alcanza al comprender los corazones de los pueblos mediante el intercambio cultural y educativo…”.

Por sus convicciones en la construcción de una cultura para la paz, desde el ámbito de las humanidades, lo hacen merecedor de este reconocimiento que otorga la más antigua universidad del Nuevo Mundo, la Universidad Autónoma de Santo Domingo, a un ser humano que reivindica con su práctica la misión y visión de ésta.

Muchas gracias.