a+ a- print

Universidad de Sídney, Nueva Gales del Sur, Australia
NOV 24, 2000 – Honorario en Letras

Dra. Judith Kinnear
Vicepresidente adjunta de la Universidad de Sídney

Hubiese sido natural que Daisaku Ikeda, originario de un país y una cultura que se mantuvieron largamente cerrados, se hubiese ocupado únicamente de las cuestiones domésticas del Japón e impulsar el movimiento de la Soka Gakkai en el ámbito nacional. Sin embargo, él es un cosmopolita. Desde que asumió el cargo de presidente de la Soka Gakkai Internacional en 1975, ha recibido ciudadanías honorarias de más de noventa localidades; en el Japón, ha creado el sistema de instituciones educativas Soka, cuya base es el respeto por la dignidad humana, el medio ambiente y las culturas diferentes. La Universidad Soka, fundada en 1971, mantiene intercambios con cincuenta instituciones de enseñanza superior de todo el mundo. Daisaku Ikeda ha fundado también entidades dedicadas a la paz y a la cultura, entre ellas, el Instituto Bostoniano de Investigaciones para el Siglo XXI, el Museo de Bellas Artes Fuji de Tokio, y el Instituto Toda de Investigación sobre la Paz Global, con sede en Hawái. Ese instituto único viene promoviendo el diálogo en todo el orbe acerca de cuestiones globales como la seguridad alimentaria, el desarme nuclear, la globalización, la plena disponibilidad del empleo y la comunicación entre civilizaciones. El Centro de Estudios de la Paz y el Conflicto de la Universidad de Sídney se ha beneficiado del apoyo académico e intelectual brindado por el Instituto Toda.

A través de su labor como líder de la Soka Gakkai Internacional y de sus escritos sobre la realización humana, Daisaku Ikeda ha demostrado la importancia de las artes visuales, escénicas y líricas. Además del libro que recoge su diálogo con Arnold Toynbee, otros libros elaborados en conjunto con diversas personalidades incluyen En busca de la paz, junto a Linus Pauling, laureado con el Premio Nobel; Valores humanos en un mundo cambiante, con Brian Wilson, y Escoge la paz, con el erudito noruego Johann Galtung. En esas numerosas obras, Daisaku Ikeda explica profundos conceptos budistas en términos estimulantes y accesibles. Desde hace ya diecisiete años, ha publicado anualmente una propuesta de paz que analiza la relación entre principios budistas fundamentales y los desafíos que enfrenta la sociedad global en la lucha por lograr el desarme nuclear y la seguridad humana.

Ante una trayectoria que cuenta ya con amplio reconocimiento internacional, resultaría fácil dejar a un lado el esfuerzo que Daisaku Ikeda realiza en bien de los intereses de los demás. Su penetrante conocimiento de la condición humana se manifiesta en su buen humor, su obra fotográfica, su poesía y su manera de establecer comunicación con los demás. Ha mantenido contacto con mandatarios nacionales y miembros de diversas familias reales, y a la vez, mantiene un sólido compromiso con la gente común, los niños en edad escolar y estudiantes de todos los rincones del globo. El impulso que imprime al diálogo en el plano internacional y la tarea que lleva adelante la Soka Gakkai para desarrollar la amistad global son un regalo para la humanidad. Daisaku Ikeda es un ciudadano del mundo sin parangón.