a+ a- print

junio 05, 2012

Reconocimiento: Universidad Nacional Normal de Taiwán

Universidad Nacional Normal de Taiwán

Daisaku Ikeda recibió el título de Profesor Honorario de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional Normal de Taiwán, el 5 de junio de 2012, en reconocimiento a sus contribuciones a la promoción de la cultura y el intercambio educativo.

La casa de estudios superiores taiwanesa ofició la entrega de la distinción en su sede de Taipéi, ante la presencia de los claustros directivo, académico y estudiantil, así como también, de representantes de la colectividad local y miembros de la SGI. El presidente universitario Chang Kuo-En, el decano de la Facultad de Arte, Lee Cheng-Ming, y el profesor honorario Wang Hsiu-Hsiung, conformaron el presídium de autoridades de la Universidad Nacional Normal de Taiwán, que hicieron entrega de los símbolos honoríficos a Hiromasa Ikeda, vicepresidente de la SGI, que concurrió a la ceremonia en substitución de su padre.

La Universidad Nacional Normal de Taiwán, cuyos orígenes se remontan a 1946, se enorgullece de ser el alma máter del cincuenta porciento de los docentes y directores de colegios secundarios y del diecisiete por ciento de los rectores universitarios del país. Cuenta con tres sedes, diez facultades, y cincuenta y cuatro programas de posgrado.

El presidente Chang pronunció un discurso en el que expresó su beneplácito por los proyectos conjuntos realizados con la Asociación Soka de Taiwán (SGI de Taiwán) y el Centro de Arte y Cultura de Jingyang, afiliado a la organización budista, mediante los cuales se han organizado numerosos eventos culturales, entre ellos, exhibiciones de obras de arte nacional de gran valor histórico.

Por su parte, el vicepresidente Hiromasa Ikeda dio lectura a un mensaje de agradecimiento de su padre. En su misiva, Daisaku Ikeda atribuía los méritos del reconocimiento a sus compañeros miembros de la SGI de Taiwán, gracias a lo cual habían podido promover juntos la paz, la cultura y la educación; y compartió su decisión de seguir trabajando con altruismo y espíritu de servicio en bien de la educación, tal como lo proponía el doctor Liou Jen, considerado el padre de la educación magisterial en Taiwán.

[Fuente informativa y fotográfica: Seikyo Shimbun, diario de la Soka Gakkai del Japón.]