a+ a- print

septiembre 08, 2018

Foro en la Universidad Soka en conmemoración del establecimiento de las relaciones chino-japonesas

El 8 de septiembre de 2018 se celebró en la Universidad Soka en Hachioji, Tokio, un encuentro titulado “Foro Japón-China de la Nueva Era”, en conmemoración del 50.º aniversario de la propuesta de Daisaku Ikeda para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Japón. El foro, que también conmemoró el 40.º aniversario de la conclusión del Tratado de Paz y Amistad entre Japón y la República Popular China, fue patrocinado por la Universidad Soka y copatrocinado por la Embajada de la República Popular China y la Asociación china de estudios japoneses en Japón.

Daisaku Ikeda proponiendo la normalización de las relaciones diplomáticas entre la China y el Japón, Tokio, septiembre de 2018
Daisaku Ikeda proponiendo la normalización de las relaciones diplomáticas entre la China y el Japón (Tokio, septiembre de 2018)

El 8 de septiembre de 1968, el entonces presidente de la Soka Gakkai, Daisaku Ikeda, presentó una propuesta innovadora para la normalización de las relaciones entre China y Japón ante más de diez mil estudiantes en una reunión celebrada en Tokio. En ella, hizo un llamamiento a Japón para que liderara la construcción de lazos con China, declarando: “Japón está en una posición única para hacer una contribución decisiva para ayudar a aliviar el aislamiento de China…. Los factores determinantes son la proximidad entre China y Japón tanto en términos históricos y orígenes étnicos, como también, por supuesto, geográficos. [Lea el texto completo de “Propuesta para la normalización de las relaciones entre China y Japón”]

El evento, de un día de duración, reunió a académicos de los dos países, incluyendo representantes de las universidades de Pekín y Fudan, para explorar la importancia de la propuesta para la era contemporánea y para discutir sobre el futuro de las relaciones entre China y Japón. El foro fue abierto con palabras de bienvenida de Gao Hong, vicepresidente ejecutivo de la Asociación china de estudios japoneses, y del profesor Liu Yuhong, subdirector del Instituto de estudios japoneses de la Academia China de Ciencias Sociales, seguido de cuatro ponencias principales.

El Sr. Gao declaró: “Hace cincuenta años, el mundo estaba inmerso en la Guerra Fría, y China y Japón aún no tenían relaciones diplomáticas. Los ideales y las acciones que el presidente Ikeda propuso en ese contexto estaban llenos de coraje y sabiduría, con una visión profunda y de gran alcance”.

Kazuteru Saionji, profesor visitante en la Universidad Internacional Higashi Nippon, comentó: “El interlocutor que el Primer Ministro Zhou Enlai eligió [hacia la normalización de las relaciones entre China y Japón] fue el Komeito. Zhou Enlai tenía en mente la propuesta chino japonesa del Sr. Ikeda… y por eso tenía una gran confianza en Ikeda y en el Komeito, partido fundado por él. En este sentido, la base para la normalización se encuentra en la propuesta del presidente Ikeda de 1968”.

Cheng Yonghua hablando en el foro chino-japonés en la Universidad Soka
El embajador de China en Japón, Cheng Yonghua, pronunciará el discurso de apertura en el Foro Japón-China para la Nueva Era

Por la tarde, las sesiones informativas trataron temas como “Política y Diplomacia”, “Economía y Comercio” y “Sociedad e Intercambio Cultural”. A continuación hubo conferencias especiales del embajador de China en Japón, Cheng Yonghua, y del presidente Yuji Miyamoto, de la Asociación para el estudio de las relaciones chino-japonesas, frente a una audiencia de 1,000 estudiantes.

El embajador Cheng Yonghua instó a los jóvenes de China y Japón a ser protagonistas en la construcción de una nueva era de amistad, pidiéndoles que fortalecieran aún más sus vínculos, conscientes de su destino compartido como vecinos de la comunidad global. Él sostuvo, “Si están en armonía, ambos se beneficiarán; pero enfrentados y en conflicto uno contra el otro, ambos quedarán heridos”.

El presidente Miyamoto, ex embajador de Japón en China, alabó a la Universidad Soka presentándola como la primera institución en Japón en aceptar estudiantes de China en 1975, después de que se restablecieron las relaciones diplomáticas entre los dos países, y expresó su respeto por esta valiente decisión frente a las críticas del momento.

En su mensaje enviado para la ocasión, el Sr. Ikeda expresó su esperanza de que este foro sirviese de catalizador para que China y Japón se conviertan en brillantes ejemplos de solidaridad y cooperación hacia la resolución de los problemas cada vez más intensos y diversos que enfrenta la humanidad. Compartió su creencia en que la amistad entre China y Japón, fundada en la sinceridad, la confianza y el honor, nunca perecerá, y su convicción de que tal confraternidad sería destacada por los jóvenes que superarán nuestro ejemplo y liderarán el camino a una brillante nueva era de paz, no solo en China y Japón, sino en el mundo entero.

[Adaptado del comunicado de prensa de la Oficina Internacional de Información Pública de la Soka Gakkai del 11 de septiembre de 2018 y artículos en la edición del 9 de septiembre de 2018 del Seikyo Shimbun, periódico de la Soka Gakkai de Japón]