a+ a- print

agosto 24, 2019

La Universidad Federal Agraria de Pernambuco en Brasil confiere un doctorado honorífico

La Universidad Federal Agraria de Pernambuco, Brasil, condecora al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, con un doctorado honorífico
La rectora Sena de la Universidad Federal Agraria de Pernambuco (en el centro, con toga y birrete blancos) y el presidente Baba de la Universidad Soka (a su izquierda, con toga y birrete) caminando por el pasillo

El 24 de agosto de 2019, la Universidad Federal Agraria de Pernambuco (UFRPE, por sus siglás en portugués) en Recife, Brasil, otorgó un doctorado honorífico al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, por sus contribuciones de larga data a la paz, la cultura y la educación, así como por su apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. La rectora de la UFRPE, Maria José de Sena, confió el reconocimiento al presidente de la Universidad Soka, Yoshihisa Baba, quien lo recibió en nombre del Sr. Ikeda.

La UFRPE se fundó en 1947 y acoge a unos 15.000 alumnos. La universidad es conocida por sus investigaciones de vanguardia en los campos de la ciencia y la tecnología. También se la conoce por abordar las desigualdades en la comunidad a través de programas que fomentan la salud y la educación infantil y de personas mayores, así como a alumnos procedentes de familias de bajos ingresos.

Antes de la ceremonia de entrega, se llevó a cabo un fórum internacional sobre la educación Soka en el campus de la UFRPE junto con representantes de 18 universidades procedentes de todo Brasil, y con la participación de delegados de la Universidad Soka. Las universidades reafirmaron su compromiso de trabajar juntas para fomentar los ODS.

En la ceremonia de entrega, la rectora Sena se refirió al concepto “revolución humana”, un proceso de transformación interna, e hizo referencia a una cita del Sr. Ikeda: “la gran revolución humana de un solo individuo puede generar un cambio en el destino de un país y, más aún, propiciar un cambio en el rumbo de toda la humanidad”. Expuso que tanto la educación como la revolución humana tienen como meta común el desarrollo de las personas —forjarlas en el respeto a los demás, en el orgullo por el trabajo duro, en un fuerte sentido de la responsabilidad y en el valor de la verdad y la justicia. La rectora compartió su convicción por la valía de la filosofía de la educación Soka para crear valor en la sociedad, lo cual incluye el respeto mutuo, el entendimiento mutuo, la esperanza, la paz y el verdadero humanismo— valores que deberían convertirse en la norma en la era venidera. Concluyó expresando su deseo de contribuir a la creación de una cultura de paz junto al Sr. Ikeda.

En un mensaje, el Sr. Ikeda recordó con afecto su encuentro con Austregésilo de Athayde (1898-1993), ex presidente de la Academia Brasileña de Letras y defensor incondicional de los derechos humanos, y oriundo del estado de Pernambuco. Observando que Pernambuco ha forjado numerosos individuos capaces, el Sr. Ikeda elogió a la UFRPE por respaldar el fórum internacional que contribuye a la mejora de la humanidad. Considerando el liderazgo de la URFPE y que las universidades nororientales de Brasil y la Universidad Soka están siguiendo su ejemplo, se refirió a tres formas para que estas universidades se desempeñen como “modelos” de la creación de valor —a través de abrazar el espíritu de contribuir y servir con amor y pasión, desarrollar la sabiduría para superar todas las adversidades y promover la armonía y la solidaridad para el florecimiento de todos. Concluyó su mensaje agradeciendo a los profesores asistentes por sus esfuerzos y apeló a que fuesen tales modelos, capaces de iluminar y alegrar el futuro de la humanidad.

[Adaptada varios artículos publicados el 29 de agosto de 2019 en el Seikyo Shimbun, periódico de la Soka Gakkai, Japón]