a+ a- print

noviembre 07, 2019

La Universidad Normal de Changchún en China entrega un profesorado honorario

La Universidad Normal de Changchún entregó un profesorado honorario al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda
El secretario Li (a la izquierda) hace entrega del certificado de nombramiento al señor Tashiro

El 7 de noviembre de 2019, la Universidad Normal de Changchún (CNU, por sus siglas en inglés) en la provincial de Jilin, China, otorgó un profesorado honorario al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, por promover la amistad entre China y Japón y por los continuos esfuerzos realizados para fomentar la paz mundial. La ceremonia de entrega se celebró en la Universidad Normal de Changchún conjuntamente con la creación del Instituto de Estudio para la Cultura Daisaku Ikeda. A la ceremonia acudieron investigadores de la filosofía de Daisaku Ikeda de Japón, China y Corea del Sur. Yasunori Tashiro, presidente de la junta directiva de la Universidad Soka, aceptó la distinción en nombre del señor Ikeda.

La universidad tiene sus orígenes en el Centro de estudios de magisterio de Changchún, fundada en 1906. La CNU fue una de las primeras universidades en participar en el proyecto educativo del Consejo de estado de China para mejorar la educación en las zonas agrícolas y medio rural de la China.

En la ceremonia de entrega, el secretario del Comité del Partido, Li Weiwei, enfatizó que el señor Ikeda es enormemente respetado por los ciudadanos chinos como filósofo y educador, y por haber realizado contribuciones notables para propiciar la amistad sino-japonesa y la paz mundial. Expuso que el recién inaugurado Instituto de Estudio para la Cultura Daisaku Ikeda proporcionará a los alumnos y al profesorado una nueva plataforma para el intercambio académico y cultural. Expresó su deseo de que el Instituto sirva para promover el diálogo y la colaboración entre los investigadores tanto dentro como fuera de la CNU basado en un estudio exhaustivo de la filosofía, pedagogía e ideales de la paz de Daisaku Ikeda.

El vicepresidente Han Dongyu de la Universidad Normal del Noreste, también situada en Changchún, expresó que el señor Ikeda, además de promover la amistad entre China y Japón, fue una persona clave para suavizar las tensiones chino-soviéticas. Asimismo, remarcó que sin las contribuciones del señor Ikeda, de la Soka Gakkai y de la Universidad Soka, los vínculos creados entre China y Japón no hubieran dado fruto.

Apertura del nuevo Instituto de Estudio para la Cultura Daisaku Ikeda en la Universidad Normal de Changchún
Académicos de China, Corea del Sur y Japón y otros representantes tomaron una foto conmemorativa junto a la placa con el nombre del nuevo centro de investigación: Instituto de Estudio para la Cultura Daisaku Ikeda

Seguidamente, el profesor Zhang Yangang de la CNU, recientemente nombrado director del Instituto de Estudio para la Cultura Daisaku Ikeda, compartió su deseo de que el Instituto se convierta en el punto de acceso para comprender la filosofía del señor Ikeda en su totalidad desde una perspectiva cultural a través de la investigación interdisciplinaria. Vislumbró el Instituto desarrollando una red y repositorio de investigaciones empíricas basadas en los principios de coexistencia a favor de los intercambios sino-japoneses y por la paz.

En su mensaje, en señor Ikeda transmitió su sincero agradecimiento por el homenaje y compartió tres puntos esenciales para arrojar luz sobre el futuro de la sociedad global. El primer punto es “el espíritu de no olvidar los propios orígenes”, afirmando que cuando uno retorna continuamente a sus orígenes, tanto la propia vida como la sociedad rejuvenecen y estas pueden avanzar con esperanza. La amistad duradera forjada entre ambos países tiene sus orígenes en la gran deuda que Japón tiene con China, su benefactor cultural. El segundo punto es “el espíritu del aprendizaje continuo” en acorde con el lema de la CNU, “No existe límite en la búsqueda del conocimiento. Sé un maestro y un modelo a través de las propias acciones”. Se refirió al ex ministro chino Zhou Enlai como un líder que demostró este lema. El tercer punto es “el espíritu de iluminar las vidas de las personas”. Destacó el enorme valor que ha supuesto tanto para la sociedad como para el mundo la interacción con personas procedentes de diversas culturas, que “iluminan” sus vidas y ayudan a las personas a extraer su potencial inherente. Elogió a la CNU por su investigación en profundidad sobre las distintas culturas étnicas de la región noreste de la China, así como por crear en el campus una sala de estudio para uso exclusivo de las profesoras y alumnas, lo cual se ha convertido en una fuente de inspiración para las mujeres. El señor Ikeda concluyó su intervención expresando su deseo de que Changchún y el nuevo centro de investigación que lleva su nombre continúen iluminando a todas y cada una de las personas, y permitan desplegar la educación y la cultura humanísticas que contribuirán a llevar la paz, felicidad y prosperidad a las diversas etnias del mundo.

Tras la ceremonia de entrega, se llevó a cabo en el campus de la CNU un simposio académico sobre los ideales de la paz del señor Ikeda, junto con un espacio de intercambio cultural entre académicos de Japón, China y Corea del Sur. Participaron en este diálogo unos 20 investigadores de diversos campos.

[Adaptado de artículos publicados el 14 de noviembre de 2019 en el Seikyo Shimbun, periódico de la Soka Gakkai, Japón]