a+ a- print

octubre 31, 2019

La Universidad Nacional de Uzbekistán entrega un doctorado honorífico

El 31 de octubre de 2019, la Universidad Nacional de Uzbekistán (NUUz, por sus siglas en inglés) entregó un doctorado honoris causa al fundador de la Universidad Soka, Daisaku Ikeda, por sus continuos esfuerzos en contribuir a la paz y al desarrollo de la juventud. La ceremonia de entrega tuvo lugar en el campus de la Universidad Soka en Hachioji, Tokio. El presidente de la Universidad Soka, Yoshihisa Baba, recibió el reconocimiento en nombre del señor Ikeda.

La delegación de Uzbekistán incluía al rector de la NUUz Avazjon R. Marakhimov y a su esposa, Zamirakhon Marakhimova; al anterior ministro de cultura y deporte uzbeko, Kuziev Tursunali Karimovich; y al nacionalmente aclamado escritor uzbeko Erkin A’Zam.

La Universidad Nacional de Uzbekistán, situada en Tashkent, celebró su centenario en 2018. Es la universidad más antigua del Asia central y actualmente cuenta con unos 12.000 alumnos que estudian en sus 14 departamentos.

En 2004, la República de Uzbekistán obsequió a la Universidad Soka una estatua del poeta uzbeko Alisher Navoi (también conocido como Ali-Shir Nava’i) (1441-1501). Antes de la ceremonia de entrega, el rector Marakhimov colocó flores en la base de la estatua y contó que conoció al señor Ikeda a través de la noticia de la donación de la estatua uzbeka, que apareció en los medios de comunicación en aquel entonces. Le conmovió profundamente saber que el señor Ikeda había compartido palabras y poemas de Navoi con la juventud, y le llevó a leer sus escritos. Reconoció que el fundador de la Universidad Soka, quien defiende la importancia de potenciar el espíritu del respeto hacia los demás, es un gran ejemplo para el pueblo uzbeko que vive en una sociedad multiétnica.

En febrero de 2018, la NUUz acogió la muestra “Diálogo con la naturaleza”, una exposición de fotografías del señor Ikeda, así como la presentación en noviembre de 2018 de Tú puedes cambiar el mundo, una colección de sus ensayos.

En su discurso de entrega, el rector Marakhimov habló sobre el profundo respeto y afinidad que el pueblo uzbeko tiene por el pueblo japonés, especialmente por el sentido de los valores, tradiciones, principios, rica cultura y patriotismo, características que comparten ambos países. Dijo que ver la estatua de Navoi en la Universidad Soka —la cual considera símbolo del diálogo intercultural entre el pueblo japonés y uzbeko— llenó su corazón de inspiración y orgullo por su país. Además, señaló que leer continuamente los textos del señor Ikeda le aporta una nueva perspectiva, y transmitió sus mejores deseos por el desarrollo dinámico y crecimiento de la Universidad Soka, fundada por el señor Ikeda.

En su mensaje, el señor Ikeda expresó su profundo agradecimiento a la NUUz por tal honor y alentó a la universidad en sus esfuerzos por ayudar a crear un futuro iluminado por la luz de la inteligencia brillante y creativa. Abordó los logros del astrónomo y matemático Ulugh Beg (1394-1449) de quien la universidad toma el nombre en uzbeko. Según el señor Ikeda, la universidad tiene la misión de ayudar a construir un futuro de coraje y esperanza y de paz armoniosa basado en la confianza y la amistad. Enfatizó que la fuente de esperanza yace en la sabiduría y las oraciones de las mujeres, que nutren la vida. Compartiendo un lema uzbeko que dice “las mujeres virtuosas son como la primavera”, alentó a todos a atesorar a las mujeres y a las madres para dar lugar a la “primavera” de la paz sobre la Tierra.

Tras la ceremonia de entrega, la Universidad Soka y la NUUz firmaron un acuerdo de intercambio académico.

La Universidad Nacional de Uzbekistán entrega un doctorado honorífico
El rector Marakhimov de la Universidad Nacional de Uzbekistán (quinto desde la izquierda) confía el certificado de nombramiento al presidente de la Universidad Soka (quinto desde la derecha)

[Adaptado de artículos publicados el 1 de noviembre de 2019 en el Seikyo Shimbun, periódico de la Soka Gakkai, Japón]

     
  • top
  •